¿Por qué es importante?

Las instituciones responsables de la seguridad, la procuración y la administración de justicia no funcionan adecuadamente para prevenir, identificar y procesar a los responsables de los crímenes cometidos; la respuesta gubernamental de militarizar la seguridad pública, lejos de contribuir a resolver el problema, lo agrava.
La desaparición de personas no sólo se incrementó sino se agravó con la participación de particulares relacionados con la delincuencia organizada, el incremento de la tortura, ejecuciones extrajudiciales y desplazamiento forzado interno caracterizan la crisis de derechos humanos en el país, que ha sido objeto de numerosas recomendaciones internacionales, entre las que destaca la necesidad de legislaciones que permitan un marco normativo para hacerles frente.

Contexto

  • 25,821 personas desaparecidas. No sabemos cuántas de ellas fueron sometidas a desaparición forzada o a desaparición cometida por particulares sin la aquiescencia del Estado.
  • Entre 2011 y febrero de 2015, 281 mil 418 personas se han desplazado de manera forzada en diversos estados de la República mexicana como consecuencia de la violencia.
  • Entre 1° de diciembre de 2006 al 30 de octubre de 2014 la CNDH ha emitido 57 recomendaciones por la comisión de Ejecución Extrajudicial. Las ejecuciones extrajudiciales en Tlatlaya, Ayotzinapa y, más recientemente en Apatzingán, son una muestra de la persistencia y gravedad de esta práctica.
  • Tortura generalizada.
  • Impunidad superior al 98%